Lo apresan armado y es sospechoso de un crimen

Nueve meses después del asesinato a balazos de Lucas Jesús Sánchez fue detenido como sospechoso en Villa Gobernador Gálvez un joven de 19 años. Se trata de Ezequiel G., apodado “Vudu” o “Badu”, al que le secuestraron un revólver 32 largo con su tambor completo y siete proyectiles del mismo calibre. En principio será imputado esta tarde por la fiscal de Homicidios Georgina Pairola.

El pasado sábado 11 de noviembre fueron asesinadas a balazos cinco personas en el departamento Rosario. Una de las víctimas fue Sánchez, de 26 años, baleado a media mañana de ese día en las inmediaciones de Virasoro y Constitución, barrio San Francisquito. El muchacho vivía en Valparaíso al 2600 y eventualmente visitaba a amigos del humilde caserío ubicado detrás del Mercado de Productores.

En moto

Sánchez se cruzó con un joven que iba en una moto. Primero se referenció que lo hacía con una mujer, que sin mayores preámbulos le disparó al menos una vez al pecho. La víctima murió horas después en el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez.

La crónica policial de aquel día indicó que los agresores fueron perseguidos por efectivos del Comando Radioeléctrico que los avistaron en Presidente Perón y Pascual Rosas y los perdieron de vista en La Paz y Gutenberg, donde dejaron tirada la moto y fugaron a pie. Fuentes policiales confiaron que además de la moto en la escena del crimen fue secuestrado un revólver.

Según pudieron reconstruir los investigadores, el ataque a balazos tuvo como origen un incidente en que el hermano de la víctima fue golpeado por el principal sospechoso del crimen de Sánchez. Cuando se cruzaron en inmediaciones de Constitución y Virasoro tan sólo el cruce de miradas fue una invitación a la tragedia.

Primero el caso quedó en manos del entonces fiscal Rafael Coria, pero al jurar como juez algunos de sus casos quedaron en manos de Pairola.

Pesquisa

Con información de calle y datos aportados por testigos de identidad reservada se logró determinar que el principal sospechoso del asesinato era un hombre de 18 años que luego del homicidio dejó de circular por las calles de San Francisquito.

Tras un seguimiento por domicilios en los que el sindicado fue peregrinando, el martes por la tarde se realizó un allanamiento en una vivienda de Simón Bolívar al 2600, de barrio Coronel Aguirre. Allí detuvieron a Ezequiel G. y le secuestraron un revólver calibre 32 con su tambor completo y municiones para esa arma de puño que estaban en una caja.

Fuentes allegadas a la investigación recordaron que del cuerpo de Sánchez fue recuperada uno de los plomos que lo mató, compatible con un calibre 32. El arma que le secuestraron a Badu fue enviada a pericias. En principio esta tarde el juez de garantías Hernán Postma presidirá la audiencia en la que la fiscal Pairola acusará al sospechoso por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, portación de arma de uso civil y tenencia de arma de uso civil.

preso. El sospechoso fue capturado por personal de Homicidios de la PDI.

Facebook Comments

Dejá una respuesta

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: